•  

Cese de patronos

El cese de los patronos se producirá por muerte o por declaración de fallecimiento; por incapacidad, inhabilitación o incompatibilidad; por el cese en el cargo por razón del cual fueron nombrados patronos (cuando estén representando a personas jurídicas); por no desempeñar el cargo con la diligencia prevista en la ley, si así se declara en resolución judicial, por el transcurso del periodo de mandato (si fueron nombrados por un determinado tiempo); por renuncia o por otras causas establecidas válidamente en los estatutos. En relación con esta última causa, los protectorados no viene admitiendo el simple acuerdo mayoritario del Patronato, cuando no esté sustentado en justa causa (art. 18.2 Ley 50/2002).