•  

Delegaciones

Las fundaciones pueden establecer delegaciones para ampliar su actuación más allá del lugar en el que tenga su domicilio social. Las fundaciones extranjeras que pretendan ejercer actividades de forma estable en España deberán mantener una delegación en territorio español, que constituirá su domicilio, a efectos de la Ley. Así mismo, deberán inscribirse en el Registro de Fundaciones competente en función del ámbito territorial en el que desarrollen principalmente sus actividades (art. 7, Ley 50/2002).