•  

Denominación

En la denominación de las fundaciones deberá figurar la palabra “Fundación”. La denominación no podrá coincidir o asemejarse con la de otra fundación previamente inscrita en los Registros de Fundaciones, no podrán incluirse términos o expresiones que resulten contrarios a las leyes o que puedan vulnerar derechos fundamentales de las personas y no podrán adoptarse denominaciones que hagan referencia a actividades que no se correspondan con los fines fundacionales. Tampoco está permitido que la denominación se forme exclusivamente con el nombre de España, de las Comunidades Autónomas o de la Entidades Locales, ni utilizar nombres de organismos oficiales o públicos, tanto nacionales como internacionales (salvo que se trate del propio de las entidades fundadoras). La utilización del nombre o seudónimo de una persona, física o jurídica, deberá contar con su consentimiento expreso (art. 5, Ley 50/2002).

Para su constitución, los fundadores deberán solicitar y obtener del Registro de Fundaciones en el que debieran inscribir la futura fundación una certificación de denominación no coincidente.