•  

Estatutos

Los fundadores tienen un alto grado de autonomía a la hora de redactar los estatutos de la nueva fundación, en el marco de los contenidos obligatorios establecidos en la Ley 50/2002. Las Estatutos deberán recoger, al menos, los siguientes contenidos (art. 11, Ley 5/2002): a) La denominación de la fundación; b) Los fines fundacionales; c) El domicilio de la fundación y el ámbito territorial en el que haya de desarrollar principalmente sus actividades; d) Las reglas básicas para la aplicación de sus recursos al cumplimiento de los fines fundacionales y para la determinación de los beneficiarios; e) La composición del Patronato, las reglas para la designación y sustitución de sus miembros, las causas de su cese, sus atribuciones y la forma de deliberar y adoptar acuerdos; f) Cualesquiera otras disposiciones y condiciones lícitas que el fundador o fundadores tengan a bien establecer.