•  

Explotación económica

Las fundaciones podrán desarrollar actividades económicas (cuyo concepto puede asimilarse al de explotación económica) cuyo objeto esté relacionado con los fines fundacionales o sean complementarias o accesorias de las mismas, con sometimiento a las normas reguladoras de la defensa de la competencia. Además podrán intervenir en cualesquiera actividades económicas a través de su participación en sociedades, con arreglo a lo previsto en la Ley (art. 24, Ley 50/2002).

De forma general, se puede definir actividad económica, como la actividad que consiste en la producción o distribución de bienes o servicios a través de la organización de medios materiales y personales.