•  

Formas de extinción

La fundación se puede extinguir de pleno derecho, cuando expire el plazo por el que fue constituida, mediante acuerdo del Patronato, ratificado por el Protectorado o mediante resolución judicial (art. 32, Ley 50/2002).