•  

Fundaciones extranjeras

Aquellas fundaciones extranjeras que pretendan ejercer sus actividades de forma estable en España, deberán mantener una delegación en territorio español que constituirá su domicilio a los efectos de la Ley 50/2002, e inscribirse en el registro de Fundaciones competente en función del ámbito territorial en el que vayan a desarrollar principalmente sus actividades (art. 7, Ley 50/2002).