•  

Gobierno de la fundación

En toda fundación deberá existir, con la denominación de Patronato, un órgano de gobierno y representación de la misma, que adoptará sus acuerdos por mayoría en los términos que establezcan sus estatutos (art. 14, Ley 50/2002). Los estatutos podrán prever la existencia de otros órganos para el desempeño de las funciones de gobierno de la fundación y de otras que expresamente se les encomienden, con excepción de las que se refieren a la aprobación de las cuentas y del plan de actuación, la modificación de los estatutos, la fusión y la liquidación de la fundación y todos aquellos actos que requieran la autorización del Protectorado (art. 16, Ley 50/2002).

Sería más correcto hablar de excedentes, cuando el resultado de una actividad económica es positivo, toda vez que dicho resultado debe ser aplicado bien a la financiación de una actividad futura o bien a la ampliación de la dotación fundacional.